martes, 8 de noviembre de 2016

Estoy mal

Acabo de fumarme un cigarrilo. Me siento mareada, con ganas de vomitar y con mucho asco. Lo curioso es que no es por el cigarrillo, sino que eso que siento es el reflejo vivo de mis emociones y sentimientos en este momento.

Como les comente antes, en este momento de mi vida estoy atravesando por muchas cosas que me tienen enredada la cabeza. Me doy asco, ayer me pese y el número me repugna... Pero a pesar de eso, no soy capaz de dejar de comer o de animarme a hacer deporte. Al contrario, lo único que tengo en mi mente en este momento es la idea de que recaer será la mejor opción para bajar de peso y para controlar mi vida.

Va a sonar estúpido, pero tengo calculado que esta semana tendré un par de atracones. Tengo el dinero exacto para gastar y sí el tiempo me favorece, también tendré los minutos exactos para vomitar todo lo que coma. Siento que esto es lo mejor para mi, siento que comer muchas cosas me ayudará a controlar lo que siento y que además, podré reafirmar mi deseo de controlar todo si vomito.

De nuevo la bulimia esta tomándose mi vida. Pero esta vez no creo que sea capaz de hacer algo para evitarlo. Quizás este es mi destino y debo respetarlo y asumirlo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar!