jueves, 29 de marzo de 2018

Recaída, thinspo y dolor

¡Tanto tiempo sin escribir por aquí!

Estoy sentada en una esquina de la sala de mi casa, esperando a que nadie sienta el olor a vomito que sale de mi (a pesar de que me limpie bien, me lave los dientes y hasta me use perfume). Creo que la bulimia me pone un poco paranoica, no quiero que nadie se de cuenta que recaí y muchos menos mi familia. Creo que sería un golpe terrible para mi mamá. Pero incluso si se dieran cuenta que recaí, está vez no intentaría pretender que estoy bien o que es simplemente una etapa que va a pasar. Asumiría que se dieran cuenta como una oportunidad de hacerlo de manera más descarada, al fin y al cabo ya soy una mujer adulta y tengo el control de mi cuerpo.

¿Realmente tengo el control? No lo sé. Desde hace más de un mes estoy haciendo ayuno intermitente, desde hace tres semanas hago ejercicio regularmente y estoy caminando más. He perdido cerca de 5 kilos. Pero también estoy en una recaída... No vomito tanto como antes y tampoco estoy teniendo atracones, pero me da tanto asco quedar llena que mi estomago hace que inmediatamente vomite lo que comí, en especial si es muy pesado, dulce o condimentado.

Hice algo que pensé que nunca iba a hacer: vomite en lugares públicos. Ese tema me parecía asqueroso, pero ahora tengo la necesidad de hacerlo. No solo porque mi cuerpo me lo pide, sino porque tengo que bajar de peso.

Tengo que bajar de peso porque estoy obesa, porque quiero estar sana y bien (sí, a pesar de que vomito para lograrlo). Además, las personas que están a mi al rededor están preocupadas por mi peso y sus consecuencias. Eso me duele demasiado y me rompe el corazón de una manera que no se imaginan.

¡Gracias por leerme! Recuerden que me pueden seguir en Twitter: @la_bulimica

Postada: Quiero ser Crystal Renn [1, 2].


domingo, 15 de octubre de 2017

Twitter

Si ha alguien le interesa, he regresado a usar Twitter:

https://twitter.com/la_bulimica


martes, 3 de octubre de 2017

La comida dañó mi vida

Estoy escribiendo esto mientras lloro y como dulces. He notado que amo el dulce, podría renunciar a las galletas y a los pasteles, pero necesito gomitas y chupetas...

Hace unos años podía pasar días sin comer y me sentía perfecta. Ahora si no como bien me siento mareada o de mal humor, no funcionó bien y no puedo pensar con claridad.

Sé que tengo que comer, pero hay una parte de mi que me dije que debería vomitar y reducir al máximo las calorías. He pensado en tratar de vivir solo de chicles, café, agua y una comida por día (el almuerzo... Que no puedo evitar tener que comer. Levantaría muchas sospechas y bueno... Con todo lo que tengo por hacer sería imposible físicamente para mí sobrevivir sin bocado alguno).

Trataré de cumplir y de actualizar el blog.

¿Alguien me quiere ayudar? Necesito que la comida arregle el daño que me ha hecho...